Mujeres o Deminios???

Bueno esto me lo traje de otro blog que tengo y que por cierto nunk actualizo, jajajajaja
Esto lo tome del libro la Catedral del Mar….
Y para que vean lo hermosas y peligrosas que son las mujeres…. hasta las comparan con demonios, quizá no esta tan lejos esa definidción…

Mira cómo esta impresa esta mala inclinación en nosotros, que la naturaleza humana por sí misma y por su original corrupción, sin otro extraño motivo o instigación, se vuelca sobre esa vileza, que si la bondad de nuestro señor no reprimiera esa natural inclinación, todo el mundo caería en general y suciamente en esa vileza. Leemos cómo a un niño pequeño y puro, criado por unos santos ermitaños en el desierto, que no había tenido contacto con hembra lo mandaron a la ciudad donde estaban su padre y su madre. Y en cuanto entró en el lugar en donde estaban su padre y su madre, preguntó a aquellos que los habían llevado acerca de las cosas nuevas que veía, qué cosas eran: y como había visto bellas mujeres y bien adornadas, preguntó qué cosas erán, y los santos ermitaños dijéronle que aquellas cosas eran diablos, que turbaban a todo el mundo, y como estaban en casa del padre y de la madre, preguntaron al niño los santos ermitaños que le llevaban, y le dijeron así: “Mira que cantidad de cosas bellas y nuevas has visto y que jámas habias visto, ¿cuál es la que más te ha gustado?”. Y el niño respondió: ” De todas las cosas bellas que he visto, las que más me han gustado son los diablos esos que turban al mundo”. Y como aquéllos le dijesen: “¡Oh, mezquino! ¿No has oído decir muchas veces, y leído, lo malos que son los diablos y el mal que hacen, y que su hogar es el infierno, y cómo, entonces, te han podido complacer tanto cuando los has visto por primera vez?”. Dicen que respondió: “Aunque tan malas cosas sean los diablos y tanto mal hagan, y que en el infierno estén, no me importarían todos esos males y no me importaría estar en el infierno, con tal de que estuviese y habitase con diablos como ésos. Y ahora sé que los diablos del infierno no son tan malas como dicen, y ahora sé que haría bien en estar en el infierno, puesto que tales diablos hay allí y con tales debería estar. Y así fuese yo con ellos, Dios lo quiera”