Reflexión

Un día un viejo campesino fue a ver a Dios y le dijo: "Mira, tú
puedes ser muy Dios y puedes haber creado el mundo, pero hay una
cosa que tengo que decirte: No eres un campesino, no conoces ni
siquiera el principio de la agricultura. Tienes algo que aprender".

Dios dijo: ¿Cuál es tu consejo?.

El granjero le respondió: "Dame un año y déjame que las cosas se
hagan como yo quiero y veamos que pasa. La pobreza no existirá más.

Dios aceptó y le concedió al campesion un año. Naturalmente éste
pidió lo mejor y sólo lo mejor… ni tormentas, ni ventarrones, ni
peligros para el grano. Todo confortable y cómodo… y él era muy
feliz. El trigo crecía altísimo. Cuando quería sol… había sol;
cuando quería lluvia… había tanta lluvia como hiciera falta. Ese
año todo fue perfecto, ¡matemáticamente perfecto!.

El trigo crecía tan alto que el granjero fue a ver a Dios y le dijo:
"¡Mira!, esta vez tendremos tanto grano que si la gente no trabaja
en 10 años, aun así tendremos comida suficiente".

Pero hubo un problema… cuando se recogieron los granos todos
estaban vacíos. El granjero se sorprendió y le preguntó a Dios:
"¿Qué pasó?, ¿qué error hubo?.

Ante tal inquietud Dios le respondió: "Como no hubo desafío, no hubo
conflicto, ni fricción, como tu evitaste todo lo que era malo, el
trigo se volvió impotente. Un poco de lucha es imprescindible. Las
tormentas, los truenos, los relámpagos, son necesarios, porque
sacuden el alma dentro del trigo".

La noche es tan necesaria como el día y los días de tristeza son tan
esenciales como los días de felicidad. A esto se le llama lucha y
esfuerzo.

Entendiendo este secreto descubrirás cuan grande es la belleza de la
vida, cuánta riqueza llueve sobre ti en todo momento, dejando de
sentirte miserable porque las cosas no van de acuerdo con tus
deseos.

Anuncios

Posiciones Sexuales

Posiciones sexuales

Aquí hays algunas sugerencias para disfrutar del placer de la penetración en las relaciones sexuales. Ya se sabe que la penetración no es la única manera de conseguir placer, pero no cabe duda que proporciona una gran fuente de estímulos eróticos. Aunque el modelo que se ofrece es el de una pareja heterosexual: hombre y mujer. Puede servir de inspiración a otras orientaciones sexuales: Gays y lesbianas.

Existen muchas otras porque, gracias a la experimentación, las parejas pueden encontrar posiciones más avanzadas o inusuales que aporten variedad a su vida sexual.

De estas posiciones básicas se pueden derivar muchísimas otras. Sólo depende de la imaginación y la disposición de la pareja a buscar variación y novedad.

Cara a cara


La medusa

Si el hombre está dotado de flexibilidad y resistencia, esta posición tiene una variante muy atractiva para los amantes del balanceo durante el coito. En cuclillas, el hombre recibe a la mujer preparado para quedar realmente extasiado: sus movimientos pueden imitar los de una hamaca, yendo de atrás para adelante con los pies bien apoyados en el piso. De otra manera, él puede quedarse inmóvil y dejar que ella se mueva hasta el final.

La fusión

Para esta postura, el hombre se sienta echando su cuerpo levemente hacia atrás y apoyando sus manos al costado del cuerpo. Las piernas pueden estirarse o flexionarse según la comodidad que se disponga y la cabeza puede estar relajada. La mujer, asumiendo el rol activo de la ocasión, pasa sus piernas por encima de su compañero y apoya sus brazos atrás del cuerpo.

La estimulación previa debe ser intensa, ya que durante la penetración esta postura impide el acercamiento manual y el contacto de las bocas. La mujer marca el ritmo o se pacta un encuentro pene-vagina con un movimiento de ambos hacia el centro. De cualquiera de las dos formas, es esencial que el clítoris aproveche los impactos con el cuerpo de él. La mirada tiene un componente fundamental y la palabra puede ser un increíble arma para gozar la fusión por completo.

El deleite

Ella se arrima al borde de la cama o de una silla. El se arrodilla para dejar su pene a la misma altura que la vagina de ella, que se abre de piernas para recibir el sexo de su compañero y echar su cuerpo para atrás en una sutil relajación. Al mismo tiempo, el cuerpo de él es envuelto por las piernas de ella mientras se ocupa de marcar el ritmo de la penetración.

La amazona

En este caso, es el hombre quien se relaja y se acuesta boca arriba, con las piernas levemente abiertas y flexionadas hacia su pecho. La erección la espera a ella, que se acomoda en cuclillas amoldándose a la postura adoptada por él. La mujer se "sienta" literalmente en el pene de su compañero. Debe hacerlo lentamente.
Sus muslos impulsarán todo el movimiento que necesita esta postura, donde la penetración se da en sentido arriba-abajo. Sólo apta para espíritus arriesgados y mentes abiertas, "La amazona" es la mujer que cabalga a su hombre de la manera más salvaje y primitiva.


La posesión

Las piernas se entrelazan en esta postura sensual y placentera, donde la mujer permanece acostada y con las piernas abiertas esperando que su compañero la penetre sentado y tomándola de los hombros para regular el movimiento. El pene entra y sale desviando su movimiento hacia abajo, ya que la altura del vientre de la mujer queda levemente más arriba que la del hombre.

 

Sentados


La hamaca

El hombre está sentado (preferentemente en una superficie dura, no la cama), con las piernas flexionadas y se toma la parte posterior de sus rodillas. De esta manera, recibe a la mujer que se hace penetrar acomodándose en el espacio que queda entre las piernas de él y su tronco. El presiona con las rodillas el cuerpo de su compañera, la atrae hacia el suyo provocando el vaivén de ambos mientras, por ejemplo, le besa los pechos que están a la altura de su rostro. Una sensación única que recuerda el tierno ir y venir de las hamacas de la infancia.


El trapecio

El hombre se sienta con las piernas abiertas y su compañera (ya penetrada) arriba de él. Tomándola de las muñecas, ella se va relajando hacia atrás hasta caer por completo: debe estar súper relajada y entregada a la fuerza de su compañero que la atrae a su cuerpo con sus brazos provocando la embestida necesaria para el coito.

Es una postura complicada ya que requiere la liviandad de la mujer, bastante equilibrio de ambos y la fuerza y habilidad del hombre. Ideal para cambiar la rutina y probar nuevas emociones…


La doma

El hombre cómodamente sentado recibe a su compañera que se encaja a su cuerpo sentándose también sobre la erección de él. La mujer puede hacerse desear tomando el pene con la mano y posándolo sobre su vagina haciendo movimientos suaves sobre ella, pero sin introducirlo. El hombre puede imponer su voluntad presionando a la mujer hacia su miembro lentamente, mirándola a los ojos.

La pasión del abrazo, los juegos de lengua y las espaldas de ambos al alcance de la mano para causar escalofríos en el otro son algunas de sus bondades. La doma puede ser un camino hacia un orgasmo intenso e inolvidable.


La butaca

Recostado sobre una almohada o almohadón confortable, el hombre se sienta con las piernas flexionadas y un poco abiertas. Esta posición permite la postura que consiste en que ella se siente cómodamente en el espacio que él forma con su cuerpo. Con la ayuda de sus manos, el hombre acomoda a su compañera en su erección, controlando ambos el ritmo y la intensidad de la penetración.

Las piernas de ella se apoyan suavemente en los hombros del hombre, quien tiene su cabeza atrapada y envuelta en los muslos de su compañera. El hombre puede tocar el clítoris de ella al tiempo que la sostiene de la cintura con fuerza. La dificultad que reside en acercar los rostros y lo osado de la propuesta, convierten a "La butaca" en una postura diferente y extremadamente sensual.


 

De pie


La carretilla

Al borde de la cama y con los antebrazos apoyados, la mujer se dispone a ser "levantada" de las piernas por el hombre, quien de pie detrás de ella, la penetra sosteniéndola de los muslos. El estímulo y el placer se concentran en los genitales de ambos, pero es el hombre quien lleva el ritmo atrayendo el cuerpo de ella hacia el suyo.

La variedad de movimientos y sensaciones que permite la postura es asombrosa: circulares, ascendentes y descendentes, con las piernas de ella más cerradas o bien abiertas…


La sorpresa

Esta postura es ideal para los amantes del sexo más salvaje y primitivo. El hombre, de pie, toma a la mujer por detrás y la penetra tomándola de la cintura. Ella, relaja todo su cuerpo conforme la gravedad hasta apoyar sus manos en el piso. El hombre "sorprende" a la mujer por detrás y marca la cadencia del coito. Para ella, el placer se concentra en el ángulo de abertura de la vagina que, al ser limitado, provoca una sensación de estrechez muy placentera para muchas mujeres.

Para él, la sensación más poderosa se expande desde el glande, que entra y sale de la abertura vaginal a su antojo y acaricia el clítoris en las salidas más audaces. Además, el campo visual del hombre abarca el ano, los glúteos y la espalda, zonas altamente erógenas para muchos. La dominación que él ejerce y la relajación total de ella pueden favorecer el jugueteo del hombre con el ano de ella: introducir un dedo durante el coito puede ser enormemente excitante.


El abrazo totalLa pareja está de pie, desnuda y enfrentada. Ella trepa a su compañero por los hombros y abraza su cuerpo con las piernas. El toma a la mujer de los glúteos y la atrae a su cuerpo para penetrarla. El abrazo total es parte de un sexo pasional y creativo, donde el contacto corporal es muy completo. El ritmo del coito puede ser de dos maneras: de arriba hacia abajo o de atrás para adelante, dependiendo de la intensidad de placer que ambos experimenten con cada opción.

La primera vez en el sexo

La primera vez en el sexo

Bueno, esta podría ser la cosa más excitante y atemorizante que un hombre enfrente en su vida – la primera vez que él hace el amor a su novia. ¿Cómo sabe qué hacer? Aquí hay un típico interrogante adolescente::

"Estoy encarando tener sexo la primera vez con mi novia. No tengo idea de qué hacer! ¡SOCORRO!

Todos nosotros hemos encarado este momento con varios grados de temor o confianza, o miedo de hacer el papel del tonto, o sólo estar excitados – ¡quizá tan excitados que acabamos demasiado rápido!

Entonces, ¿qué hace si usted no ha tenido sexo antes, está en una relación amorosa – ok, podrían ser solamente buenos amigos – y ambos están seguros que el momento es el adecuado para moverse? Bueno, primero de todo haga un chequeo mental de las cosas que importan. Aquí hay unas pocas ideas:

¿Están ambos seguros que quieren hacerlo íntegramente? Hay alternativas – masturbación mutua y sexo oral son a menudo tan satisfactorios, por ejemplo. ¿Podrán hacerlo de una manera amable, confortable, en un lugar donde se sientan seguros? ¿Han discutido ambos hacer el amor? El sexo es una actividad íntima, pero la ironía es que mucha gente está a menudo muy avergonzada de discutirlo. Si no puede hablarlo abiertamente, entonces quizá necesite repensar sus planes. ¿Está seguro que no está usando a su chica para obtener aprobación social, y que no va a jactarse de ello después? Tal traición es dura de tomar para una mujer, y una cosa muy baja para hacerle de todos modos. ¿Puede tener sexo legalmente? ¿Le ha prestado atención a los aspectos legales en su país – en otras palabras, tiene la edad mínima legal para tener sexo? ¿Y qué si no? ¿Quiere tener sexo antes de casarse – en otras palabras, hay alguna razón religiosa o familiar por la cual debe abstenerse del coito total? Y, por último – ¿ha pensado en la contraconcepción y en la protección contra enfermedades transmitidas sexualmente?

Entonces, asumamos que ha respondido a todas estas preguntas, y que va a seguir adelante con una de las cosas más gozosas y satisfactorias que dos seres humanos pueden hacer. Ahora necesita saber qué hacer. Bueno, primero de todo no entrar en pánico. Cuando usted está excitado encontrará todos los aspectos físicos y emocionales del sexo venir más naturalmente que como nunca imaginó. La clave, sin embargo, es comunicarse con su chica. Dile que es tu primera vez – habla de ello. ¿Es su primera vez también? Si no, usted es afortunado, porque ella puede ayudarle (p.ej., usted podría decir "No estoy seguro de cómo funciona, ¡pero podríamos divertirnos averiguándolo si tú me muestras qué hacer!") No hay que pretender ser un amante experimentado si no lo es!

No obstante, asumiendo que ambos lo hacen por primera vez, deben hablar sobre eso, y hay algo de responsabilidad sobre usted de ocuparse de ella después. Puede parecer pasado de moda decir esto, pero creo que esta responsabilidad viene del hecho de que es el hombre que tiene menos invertido en sexo emocional y físicamente (si no financieramente.) El hombre, después de todo, no queda embarazado. Tampoco pierde su virginidad del mismo modo irreversible en que lo hace una mujer: La ruptura del himen de la mujer (una fina membrana a través de la abertura vaginal que a menudo se rompe durante la primera experiencia sexual) es un potente símbolo del quite de su "inocencia" por el hombre.

Ahora, ¿qué sobre los aspectos físicos de esto? Cuando se planea intimar, ayuda mucho sentirse cómodos juntos. Presumiblemente, su relación les haya traído una sensación de intimidad, pero siempre se puede mejorar eso gastando tiempo haciendo algo juntos que valga la pena. Pasen una hora en el sofá, mimándose y besándose con emoción, con un poco de caricias y toqueteos no sexuales, es decir, tocándose gentilmente mutuamente de modo amoroso, quizá, por ejemplo, por medio de un suave masaje en la espalda, que siempre es muy popular, es una buena manera de reducir o liberar inhibiciones y vergüenza sobre estar más cerca sexualmente. Durante este período de gentil afecto, quizá podría acariciar sus pechos suavemente – a través de su ropa – pero al trabajar hacia una mayor intimidad asegúrese de respetar cualquier signo que muestre que está incómoda con lo que está haciendo Y DETÉNGASE si lo está.

Seguro que ambos se excitarán durante este tipo de contacto, y eso puede darles una oportunidad para avanzar las cosas. Yo digo "puede" porque aún cuando ella pueda estar excitada, quiero reiterar el punto de que el sexo para la mujer tiene implicaciones diferentes que para el hombre, y la excitación física sola puede no ser suficiente para que una mujer desee el coito – ella también debe sentirse protegida y segura. Usted podría decirle que encuentra tan excitante estar con una mujer hermosa que le gustaría un contacto más íntimo, pero que respetará lo que ella quiera. Su respuesta, tanto verbal como físicamente, le mostrará si ella quiere contacto más íntimo. Si lo hace, ¡no tiene que encontrar solo su camino! Simplemente pregúntele que desearía hacer ella – pero hágalo suave y tranquilamente, de un modo amoroso. Asegúrese de que se siente respetada todo el tiempo, porque lo que le está dando potencialmente es la cosa más preciosa que tiene: piense en el significado del coito para una mujer – es literalmente una aceptación de usted dentro de su cuerpo – no un regalo a ser tomado a la ligera por el hombre…

La primera vez, hay a menudo mucha presión para ir por todo, pero pienso que es mucho mejor trabajar hacia el coito sexual total a través de la masturbación mutua. Ella puede hacerlo acabar con la mano, o aún con la boca, aunque si ella lo está deseando pero es tímida, puede tener que preguntarle (piense en cómo preguntarle de una manera que sea respetuosa por ella.) Usted puede darle placer con la mano o la boca – dar el sexo oral a una mujer es una experiencia muy, muy excitante para la mayoría de los hombres, porque el aroma y sabor de ese contacto sexual tan íntimo con una mujer son en realidad muy excitantes. Además, cuando llegue a poner su pene dentro de ella, puede ser más fácil si ha pasado un poco de tiempo jugando con su vagina y vulva de antemano, así que realmente sabe dónde poner su pene – bueno, no se ría, ¡necesita saber adónde va! Para ayudar a esto, algo que muchas parejas gustan hacer en una etapa muy temprana del juego sexual es que el hombre introduzca suavemente un dedo en la vagina de la mujer: esto puede ser excitante para ambos, y puede ayudar a dar al hombre la confianza de que introducir su pene no será difícil (lo cual no lo será si ella está bien lubricada.)

Si usted puede refrenarse, y concentrarse en cambio en el placer de su chica, puede encontrarse que ella está más confiada y que responde más, y que como resultado usted se siente con más control y menos presionado a para actuar, lo cual es bueno porque esa presión para actuar puede hacerlo acabar demasiado rápido – o, menos comúnmente, tener dificultades en acabar.

A esta altura, usted ya debe ser su héroe, y ella estará pensando en usted como en un tipo sensible, cariñoso (espero), pero desde ya está todavía la dificultad de la primera penetración para terminar. Preferentemente, ambos deberían estar desnudos, en intimidad, y excitados, juntos en un ambiente cómodo. No intente la penetración hasta que ella esté lista – pídale que le diga cuándo le gustaría a ella que la penetrara. No se avergüence de esto – tenga en cuenta que es su primera vez, y que le gustaría ser sensible a sus sentimientos. Puede aprender a darse cuenta de estas cosas solo por sí mismo más adelante. ¡En su primera vez tendrá más que suficiente para pensar! Si ella espera que usted sepa todo, y que haga todo el trabajo, y que juzgue cuándo está lista para la penetración, entonces espera demasiado.

Cuando esté lista, ella se sentirá probablemente tan excitada y caliente como usted, pero puede tomarle más tiempo llegar a ese punto, y ella necesitará más contacto físico y besos para llegar allí – a propósito, besar es muy a menudo estimado por una mujer como una de las cosas más conmovedoras y eróticas que un hombre puede hacer por ella, ¡entonces usted podría asegurarse que es un buen besador! Eventualmente, sin embargo, ella estará físicamente excitada (por ejemplo, su vagina estará bien lubricada, así como su pene produce lubricación natural o así llamada "pre-eyaculación" en la forma de mayor o menor cantidad de líquido claro al estar erecto) y también mentalmente lista para el contacto mucho más íntimo del momento en el que usted inserte su pene en su vagina y el acto sexual comience hasta cerca del clímax. No olvide que esta pre-eyaculación de su pene puede contener esperma, y no olvide usar un condón si esa es la manera en que va a asegurarse de que no haya consecuencias indeseables de hacer el amor.

Cuando esté listo para penetrarla, pídale guiar su pene (con o sin condón) dentro de ella. Como dije antes, esto puede ser más fácil si usted ha pasado tiempo jugando suavemente con su vagina y vulva de antemano, de modo que usted sepa realmente dónde poner su pene. Entonces aparece la temida cuestión de las posiciones, tanto para el hombre como para la mujer. La posición del misionero – donde la mujer yace acostada de espaldas, y el hombre se acuesta sobre ella cara a cara – es la más fácil para su primera vez. Encontrará que mover sus caderas para producir el movimiento de su pene hacia adentro y hacia afuera de su vagina es muy instintivo y natural, y será muy agradable y muy posiblemente tan excitante y estimulante que bien puede acabar directamente – esto es muy normal, y no es algo para preocuparse – después de todo, mejorará al tener más experiencia. Es muy improbable que ella vaya a tener un orgasmo por medio del coito la primera vez que lo intente, sin embargo trate de durar antes de eyacular. En esta situación es importante que la mujer reciba su placer, por lo tanto, no la deje insatisfecha (es decir, sin tener un orgasmo.) Usted puede ya sea esperar hasta que esté nuevamente erecto y entonces intentarlo una segunda vez – use otro condón – o si prefiere, podría hacerla acabar manualmente. Si lo hace así, pregúntele cómo le gusta ser tocada de ser necesario, porque un toque directo a su clítoris es muy a menudo doloroso, y es mejor hacerlo indirectamente. Nuevamente, el sexo oral (si ella está feliz con la idea) es una buena forma de ayudar a una mujer a tener un orgasmo, y la mayoría de las mujeres realmente se sienten fantásticas cuando un hombre se lo hace a ellas. Y, si usted puede, permanezca con ella durante la noche y mímela para que se sienta especial; o, si hacen el amor al mediodía ¡no salga corriendo!

USE UN CONDÓN SI ELLA NO TOMA LA PÍLDORA O SI USTED ESTÁ INSEGURO DE LA HISTORIA SEXUAL DEL OTRO!!!

En definitiva, la felicidad de la experiencia dependerá de estar relajados y felices con el otro. Muy probablemente su primera vez será moderadamente exitosa, pero espere eso – no espere mover la tierra – ¡eso vendrá después! Lo más importante es que les guste estar juntos y que no sientan remordimiento, temor o vergüenza sobre la experiencia. Sobre todo, no sea poco sincero (por ejemplo, no le diga que la ama si no lo siente!) Mi palabra final es de advertencia – no lo hagan completo al menos que ambos realmente lo quieran. Sobre todo, no lo hagan por sentirse presionados a hacerlo. Principalmente, disfrútense. Y disfruten del sentido de masculinidad que seguirá inevitablemente a su primera vez. ¡Usted verá qué bueno es ser un hombre!

Mis Vacaciones en Apotla

Pues que les cuento…. que hice realidad la fantasía de estrenar mi casa de campaña… despues de haberla trenido guardada por 9 meses… y pues me decidi a irme a acampar.

 

Fui a Apotla, Mor. la verdad es un pequeño balneario con acceso al bosque, donde hat una pequeña cascada, un rio, una gruta, una cueva, un puente colgante y muchas pero muchas lagratijas….

 

La verdad estuvo sensacional, y más aún que me fui solito, uy que miedo, jajajaj como podran imaginar y la gente que me conoce pues en la nohce nio dormir podía, que tal si se me aparecía el choco? jajaj pero gracias a Dios no paso nada, y estuvo super….

 

Un rico clima u calorcito de esos ricos, el agua deliciosa, una buena nadadita, una chela y todo el balneario para mi solito……

 

Próxima parada… Las Estacas…..

El mágico mundo de la lucha libre

No se si lo sepan, pero desde pequeño he sido aficionado a las luchas. De pequeño mi papá me llevaba al Pavillón Azteca, (Enfrente precisamente del estadio Azteca, donde el día de hoy es la Univ de la cd. de México) y veía con singular alegría a aquellos gladiadores de época, al super Ratón al Super Muñeco, y me encantaba todo ese ambiente, el olor de las pepitas de las palomitas, el olor del cigarro de los señores que gritaban, formarse en la fila para obtener un boleto…. ya hablando de la función. aquella extraña sensación…. la espera de ver a los gladiadores salir… el griterio, las porras las groserías…..

  Posteriormente frecuentabamos mucho la Pista Arena Revolución, si no mal recuerdo los jueves y es que teniamos la facilidad de que uno de mis tios era boletero y pues entrabamos de a grapa, jajajajajajaja, ahi conoci y salude a algunos luchadores de la talla de Perro Aguayo, Canek, Fishman, los Villanos, los Brazos entre otros……

  Pues desde ahí quede maravillado con este fantastico mundo, maxime que veia las peliculas del Santo, las de Blue Demon, ya hasta las historietas el sensacional de luchas, jajajajaj, a eso debo mi singular vocabulario….

  Y pues bueno, la verdad es que ahora la Lucha Libre forma parte de mi, me gusta mucho, tengo cientos de revistas de recortes y uno que otro viernes me escapo para ver a mis luchadores favoritos…..

  Y bueno la verdad es que mil veces me ha pasado por mi cabeza ser luchador, y me gustaria ser Rudo, un rudo de escandalo sanquinario, haciendo rabiar al público com mis trampas, masacrar a los idolitos técnicos….. pero ser un caballero con las damas….

  jajajjaj.

  Bueno en serio, me encantan las luchas……

Crónica de un amor…. no comenzado

He de comentarles amigos mios, que hace tiempo pensé que el enamorarse de alguien era pura perdida de tiempo, al fin y al cabo las relaciones se rompen, y curiosamente lo que un dia fue mucho amor al otro dia ya no es nada y hasta una amistad pierdes….. quizá haya sido por lo que estaba pasando en esos momentos, una ruptura en una relación y ya saben como se siente que el mundo se te cae encima….
Pero en esos momentos de tristeza, conoci a alguien que me hizo realmente ilusionarme de nuevo. Bueno conoci es por decirlo, solo conoci su nombre y esta es la historia:
Pues era un dia normal, de esos que salgo corriendo para salir al trabajo, en aquella ocasión me encontré al esposo de mi prima y me toco subirme en el metro en el último vagón, todo iba normal, platicando con el chavo hasta que en la estacion del metro Iztacalco, se subio una niña, que desde el primer momento me encanto, llevaba un traje sastre de color rojo, el cabello recogido y unos aretes cuadrados…. en ese momento pensé que jamás la volvería a ver…. y solo atine a deleirame la pupila con la frescura que emanaba su ser….
Dos días despues la volvi a ver, y dije yo que padre…. nuevamente a los dos días la volvi a ver…. y asi consecutivamente, la verdad es que sin conocerla me encanto esa niña, no sabia como acercarme a ella…. la veia con su par de ojos marrones, hermosisisimos por cierto, su carita tan fina y morenita y su boca chiquita esperando a ser besada….. de plano me movio el tapete cañon… yo queria conocerla, saber su nombre, sus gustos, sus disgustos, todo, pero mi timidez me lo impidio….
Así es que un día me decidi lanzarme como los grandes y le compre una rosa, cual sería mi sorpresa que la recibio, al fin pude conocer su nombre y le robé un beso, en la mejilla pero al fin beso……
La segui viendo en el metro…. más nunca le hablé, mi más grande error….. ahora me arrepiento…..
Mucho tiempo despues me volvi a acercarme a ella, ahora con un poema….. y me lo volvió a recibir, solo que ahora no me fue también, despues de esa ocasión ya no la he vuelto a ver….
Ahora me doy cuenta que por mi inseguridad, por mi miedo o por mi timidez, deje  escapar una oportunidad de conocer a alguien  con quien quiza pude tener por lo menos una linda amistad….
No esta de más comentarles todo lo que ella me provocaba,,,, ternura, pasión, amor, ganas de protegerla y abrazarla….. ganas de robarle mil besos, era algo muy lindo lo que sentia…. mi corazón se agitaba, y sentia mi cuerpo calientito, de esos cuando estas emocionado……
Se que el mundo es muy pequeño y guardo las esperanzas de volverla  a encontrar, quizá porque no ver este esapcio en la red o no sé…..
Pero de verdad la extraño, sin conocerla se convirtio en alguien importante, por que? simplemente porque le dio nuevos brios a mi corazón y tener la esperanza de volver a encontrar a alguien con quien compartir sueños e ilusiones, proyectos, buenos y malos momentos, alegrias y fracasos…..
Gracias Miriam, mi niña del metro, por haber provocado todo eso en mi…..

Una segunda opinión

Una pareja pelea durante el desayuno, después de una discusión, el marido sale para su trabajo y le grita a la esposa:

– Y para que sepas: Ni siquiera en la cama sos buena !!!!!!!

Pasado algun tiempo, se arrepiente y llama a la casa para pedir disculpas.
La esposa demora a atender.
– Por qué te demoraste tanto para atender al teléfono
– Yo? Ahhh … Estaba en la cama – responde ella.
– En la cama ?, haciendo qué a esta hora?
– Oyendo una segunda opinión……